NOVESTA

Novesta se ha convertido en una de las últimas marcas producidas puramente en Europa desde su creación. Su viaje comenzó cuando Bata abrió su fábrica en 1939 y desde entonces son una de las pocas marcas del mundo que quedan, operando en la premisa original con el método original. en las viejas máquinas confiables con gran cantidad de trabajo manual preciso.